Subió a su hijo a un techo por seguridad tras el huracán. Una marejada se tragó al niño de 5 años

(CNN) — Adrian Farrington luchó por mantenerse a flote con su hijo de 5 años después de que el huracán Dorian golpeó su hogar en la isla Abaco en el noroeste de Bahamas. Se aferraron el uno al otro, rodeados por olas crecientes y montones de escombros flotantes.

Después de una hora de andar en el agua con su pierna fracturada, Farrington, de 38 años, vio aletas asomándose cerca, le dijo al diario Nassau Guardian. Tomó a su hijo y lo colocó sobre un techo por seguridad, lejos de los peligros que acechan en el agua. Le imploró al niño que cerrara la boca, dejara de llorar y siguiera respirando, dijo.

Pero antes de que pudiera subir al techo para sostener a Adrian Farrington Jr., una ráfaga del huracán arrastró al niño a la marejada. Esa fue la última vez que lo vio.