Partidarios de Juan Guaidó se toman la embajada de Venezuela en Brasil, provocando un enfrentamiento

(CNN Español) —  El Gobierno del cuestionado presidente Nicolás Maduro denunció que este miércoles la embajada de Venezuela en Brasilia “fue invadida por la fuerza”.

Sin embargo, según un comunicado de María Belandria, embajadora de Juan Guaidó y reconocida por el Gobierno de Brasil, “un grupo de funcionarios de la embajada de Venezuela en Brasil, se comunicó con nosotros para informarnos que reconocen al presidente Juan Guaidó. Estos procedieron a abrir las puertas y a entregar voluntariamente la sede diplomática a la representación legítimamente acreditada en Brasil”.

Belandria además publicó un video del ministro consejero de la embajada, en el que asegura que funcionarios de la embajada hicieron entrega de la residencia del embajador y del edificio de la embajada como muestra del
reconocimiento a Guaidó como presidente interino de Venezuela.

A través de su cuenta de Twitter, varios funcionarios de la embajada afines al Gobierno de Maduro publicaron que “diplomáticos bolivarianos se mantienen firmes en custodia de la sede diplomática apegados al derecho internacional”.

El encargado de negocios del Gobierno de Maduro en Brasil, Freddy Meregote, denunció desde la sede un “asedio por parte de ciudadanos irregulares” y agregó que “siguen en pie en respaldo del Gobierno legítimamente constituido del presidente Nicolás Maduro.

Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional y reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, dijo que en la situación se “agredieron a venezolanos y que “para salvaguardar los intereses de Venezuela y el patrimonio, decidimos que vamos a levantar”. CNN no pudo confirmar de forma independiente el abandono de la sede de parte de los seguidores de Juan Guaidó en la sede de la embajada en Brasilia. No obstante, la embajadora confirmó el retiro en comunicado.

El Partido de los Trabajadores, al que pertenecen los expresidentes Dilma Rouseff e Luiz Inacio Lula da Silva, ha respaldado tradicionalmente al Gobierno de Maduro.

En las afueras de la embajada hubo forcejeos entre simpatizantes de Guaidó y activistas brasileños de izquierda afines a Maduro que fueron controlados por la policía de la ciudad.

En un comunicado, el Gobierno del Jair Bolsonaro, calificó el incidente como un “hecho desagradables”.

“Bolsonaro nunca supo ni mucho menos incentivo la invasión de la Embajada de Venezuela por partidarios del señor Juan Guaidó. La policía está tomando medidas para que la situación se resuelva pacíficamente y vuelva a la normalidad”.

(JORDI MIRO/AFP via Getty Images)