La surrealista visita real de Trump pasa de lo ceremonial a la política

Londres (CNN) — Fue el momento en que una famosa y poderosa dinastía, construida sobre una fortuna heredada, acosada por los tabloides y con una debilidad por las residencias palaciegas con incrustaciones de oro conoció… a la familia real británica.

El clan Trump descendió en el Palacio de Buckingham el lunes y la reina Isabel II pareció lanzar un hechizo de calma al presidente, quien puso en suspenso su estilo de hablar mucho durante unas horas mientras estaba en su presencia.

El inicio de la visita de Estado de Trump, en muchos momentos surrealista, se produjo cuando tornados políticos azotaban a los gobiernos de Washington y Londres, y mientras el presidente sigue dominando como la figura más divisoria del mundo.