La mayoría de las insignias requieren hablar, pero un boy scout con autismo no verbal alcanzó el

(CNN) — Lograr el más alto honor entre los boy scout no es una tarea fácil: uno debe pasar años ganando 21 insignias de mérito en temas como primeros auxilios, comunicación y ciencias ambientales.

Ganar la mayoría requiere que un scout se comunique verbalmente, como dando un discurso o colaborando con un equipo.

Timmy Hargate, de 21 años y autista no verbal, se unió a la tropa Boy Scout 461 en Highland Heights, Ohio, cuando tenía 11 años. Estaba decidido a convertirse en un scout águila, y después de unos nueve años de arduo trabajo, finalmente logró esa meta en diciembre.

Solo el 6,5% de todos los scouts elegibles obtuvieron el honor en 2018, según la revista Scouting.

LEE: El mensaje de un sacerdote católico que reveló que es autista

“Es muy inteligente y te entiende, pero no puede hablar muy bien”, dijo su padre Ed Hargate.

“Fue extremadamente difícil [para él convertirse en un scout águila] porque no podía hacerlo de la manera típica en que la mayoría de los niños pueden hacerlo”.

Usó métodos alternativos de comunicación

Hargate ha trabajado con terapeutas en la Escuela Lerner para Autismo de la Cleveland Clinic desde el tercer grado. Aprendió a usar una iPad para escribir palabras o seleccionar respuestas preprogramadas.